El libro de los cinco anillos

Si hablamos de tratados de estrategia militar japoneses la mayoría conocerá El arte de la guerra de Sun Tzu, algunos puede que incluso lo hayan leído dado que se volvió un libro muy famoso en el mundo de la administración de empresas actual.

Sin embargo hoy me gustaría hablar de un libro de similar tesitura escrito por uno de los más famosos guerreros japoneses que existió en el Japón feudal que dedicó su vida al arte de la lucha con espada.

MUSASHI MIYAMOTO

Este legendario espadachín, de nombre Musashi Miyamoto, nació a finales del siglo XVI y fue criado por un familiar hasta que a los 17 años comenzó un peregrinaje conocido como Musha Shugyo en el que los samuráis eran instados a viajar en busca de oponentes a los que retar en duelo.

Durante su Musha Shugyo, Miyamoto retó y venció en más de 60 duelos terminando su peregrinación sin haber perdido ni un solo combate y obteniendo una merecida fama en todo el país.

Durante estos años es capaz de crear un estilo propio de lucha donde sacará provecho de ser ambidiestro (en realidad era zurdo pero fue forzado a aprender a usar la katana con su mano diestra) para crear un estilo de lucha donde se utilizan dos katanas al mismo tiempo.

Al cumplir los 60 años y empezando a sentir que su final estaba cerca se retira a una montaña de la isla Kyushu donde escribe todos los conocimientos adquiridos en su vida, escribe el tratado de los cinco anillos (Gorin No Sho)

Musashi Miyamoto muere poco después a la edad de 61 años de causas naturales dejando una escuela de artes marciales que ha perdurado su legado hasta la actualidad.

En la actualidad este guerrero ha protagonizado diversas películas y libros así mismo como ha servido de inspiración para la creación de muchos personajes en la ficción.

EL LIBRO DE LOS CINCO ANILLOS

Este compendio está separado en cinco capítulos cada uno dedicado a uno de los elementos de la naturaleza y que trata sobre un aspecto de la vida.

Aunque originalmente se escribió como un tratado militar se hizo desde un punto de vista sintoísta y lo que relata se puede aplicar a nuestra vida diaria y como ocurre con “El arte de la Guerra” es muy valorado dentro del mundo empresarial.

El manuscrito de la tierra habla sobre la estrategia militar, las diferentes armas que se utilizan en la lucha y del liderazgo.

En el manuscrito del agua se habla de la victoria y de cómo alcanzarla creando la posibilidad desde un estado óptimo del combatiente.

El manuscrito del fuego está enfocado en el escenario de la batalla y como aprovecharlo para conseguir una ventaja sobre sus oponentes.

En el manuscrito del viento encontramos una comparación de escuelas de lucha detallando los defectos que había encontrado en cada una de ellas.

El manuscrito del vacío, el último y más corto capítulo del compendio, Miyamoto da unos últimos consejos y recomienda no apartarse del camino que se ha emprendido reflexionando sobre lo leído hasta ahora y como debemos adaptarnos a nuestra propia naturaleza.

Deja un comentario