Sin City 2: Una dama por la que mataría

Ayer después de un año de esperar que saliese por fin Sin City 2 en nuestro país y ya resignado de que nunca podría verla doblada en castellano me decidí a verla en latino.

Vale, no tengo nada en contra de las películas en versión original o incluso en latino pero es que una vez que te acostumbras a asociar la voz de un personaje se te hace difícil identificarlo si además de cambiarle la voz también cambia el acento.

Sin City 2 lejos del éxito que tuvo la primera parte apenas recaudó en Estados Unidos y por eso se ve que nadie ha tenido ganas de traerla a nuestro país y mucho menos de encargar el doblaje.

Con esta situación es que decidí ver la película pensando si realmente sería tan mala que no merecía la pena traerla a nuestros cines mientras la comparo con otras perlas de la cartelera actual como “Campanilla y la leyenda de a quien cojones le importa” o “Rey Gitano” donde vemos a Arturo Valls demostrando su “más difícil todavía” después de los esperpénticos anuncios que hace para MediaMarkt.

La película comienza tal como lo hizo la primera, con las mismas mecánicas y arte gráfico que tan buen resultado le dio a su predecesora.

Historias que seguían ocurriendo en Basin City donde todo el mundo está rodeado de corrupción, sexo, drogas y dinero.

Si bien las historias que nos relata la película no son continuación directa de las que ya habíamos visto sí que los protagonistas son o están relacionados con los mismos que protagonizaron las primeras historias.

Sólo otra noche de sábado hace de introducción describiendo brevemente la situación en la que se encuentran los protagonistas del resto de historias.

Una dama por la que mataría nos plantea la historia central de la película, la que más duración me pareció que tenía y con una trama igual de oscura como interesante.

La primera decepción me llegó al ver que tanto los personajes de Dwight McCarthy como el terrible Manute habían cambiado de actores y aunque no lo hacen del todo mal no los terminé de ver en su papel.

Otros personajes también han sido sustituidos como la mayoría de prostitutas pero en general, de los protagonistas, estos son los únicos personajes que cambian.

La película continua con La larga mala noche en la que podíamos ver la realidad de cómo funcionan los cosas en Basin City.

Sinceramente me gustó como se desarrolló la historia e incluso esperaba que terminase de una forma bastante distinta pero esta es la magia del cine negro y uno de los motivos de que me gusten tanto estas películas.

Para terminar se nos presentó el Último baile de Nancy donde nos cuentan que fue de Nancy Callahan después de que Hartigan la rescatase y se suicidase.

De las tres historias yo creo que esta es más una transición hacia una nueva Nancy mucho más oscura pero realmente no me pareció especialmente interesante.

VALORACIÓN

Como película en general me ha gustado y sigue conservando toda la esencia de la primera parte con lo cual si te gustó no dudes en verla a pesar de que no vas a poder encontrarla en castellano.

Sí que es cierto que a nivel de guion comete algunos gazapos como por ejemplo haber sobre utilizado el personaje de Marv en toda la película cuando en realidad no es protagonista de ninguna de las historias.

De acuerdo, Marv posiblemente es el personaje más característico de la primera película pero el guion ya le dio un final.

Esto lo han resuelto desde el guion haciendo que las historias se produzcan en diferentes momentos tanto en el pasado como en el futuro pero si seguimos bien la trama nos damos cuenta que en el Último baile de Nancy se cuentan hechos que transcurren después de que a Marv lo ejecutasen con lo cual no debería ni aparecer.

De hecho, al haber querido jugar con la perspectiva temporal hay momentos que no quedan del todo claro como cuando ves a una Nancy totalmente hundida por la muerte de Hartigan y luego la ves como estaba antes de que este la encontrase para luego contar como se deja llevar por la oscuridad y se transforma en la novia de Chuckie.

Como digo, una buena película que lógicamente no fue la mejor del 2014 pero que para mi gusto se ha castigado demasiado al ni siquiera haberla traído a nuestro país.

Lo peor de esto es que va a ser prácticamente imposible que podamos ver una tercera parte con lo cual solo nos queda conformarnos con los comics de Frank Miller.

2 comentarios

  1. Hombre, igual era mejor verla en inglés que latino no? A mi no me gusta demasiado ver las películas en latino, ya no solo por el acento si no que también las voces no pegan en absoluto con los personajes

    1. Es un tema complicado. La primera película me encanta el doblaje que tiene y sabia que independientemente del idioma en que la viese las voces no me iban a gustar.

Deja un comentario