Until Dawn

Un grupo de adolescentes están pasando un fin de semana en un refugio de montaña cuando una broma se les va de las manos y dos pobres chicas acaban saliendo en mitad de la noche de la cabaña.

Las chicas empiezan a escuchar ruidos extraños y acaban huyendo en mitad de la oscuridad hasta que se ven acorraladas por un extraño y simplemente diremos que nunca más volvieron a saber de ellas.

Un año después de la tragedia el mismo grupo de amigos se vuelve a reunir en el mismo refugio para de alguna forma conmemorar a las pobres chicas e intentar superar lo sucedido pero nunca supieron lo que realmente pasó si no, tal vez, no habrían vuelto.

Así comienza Until Dawn, un survival horror de última generación con una trama y un diseño digno de una película de Hollywood.

Tengo que decir que este juego no ha sido lo que me esperaba y tuve la oportunidad de jugarlo hace poco y realmente me acabó gustando bastante.

Lo primero que llama la atención del juego por supuesto son los gráficos hiperrealistas que son un ejemplo de lo que está por llegar y están ya rozando el valle inquietante lo cual me hace pensar en qué tipo de gráficos tendremos en los próximos años.

La segunda cosa que destacaría es la trama que en un principio está muy bien hilada y hace que te identifiques con algunos personas a la vez que le cojas manía a algún que otro personaje.

Y es aquí donde más me ha llamado la atención el juego y es que trata de descubrir las cosas que realmente no te gustan para usarlas como recurso dentro del juego por ejemplo, si indicas que te dan más asco las cucarachas que las ratas en cierto momento de la aventura saldrán cucarachas para darte un susto.

Tus decisiones no solo se limitan a esto si no que se juega mucho con el concepto del efecto mariposa y algunas acciones pueden modificar acontecimientos futuros según lo que hayamos o no decidido.

También aparecen algunos “tótems” rompiendo la cuarta pared y avisándote de sucesos que pueden ir desde consejos hasta avisos de posibles muertes en los que en ningún momento los personajes se llegan a inmutar y que te llevan a actuar con un personaje de una determinada forma por culpa de información que solamente sabe otro personaje.

A pesar de tener sus cosas es un juego bastante completo y rejugable ya que en la historia pueden o no morir algunos integrantes del grupo según las decisiones que tomemos y siempre podremos jugar una nueva partida tomando otros caminos aunque por desgracia, el misterio de lo que está ocurriendo ya se habrá desvanecido.

Volviendo a la trama, admito que me atrapó en un primer momento pero no tardé mucho en empezar a darme cuenta de lo que estaba ocurriendo y es algo que el juego mismo intenta que consigas ya que deja pistas bastante obvias como ciertas voces distorsionadas.

Hasta ese momento, el momento en el que se descubre el pastel, estaba disfrutando mucho del juego y pasando miedo pero a partir de ahí el juego deja de lado lo que sería el misterio para pasar directamente a un juego donde tienes que escapar, disparar y esconderte continuamente lo cual a mí no me acabó de gustar del todo.

Estaba disfrutando con la historia de miedo y de repente el juego pasa a ser un survival, sin más, dejando de lado la intriga y el horror.

Para terminar esta pequeña crítica diré que en aspectos generales me ha gustado bastante el juego y que aunque se podrían haber pulido algunas cosas, estamos realmente ante un juego que se merece la etiqueta de “nueva generación” sin duda.

Una pena sin embargo que haya salido en exclusiva para PS4 y no podamos disfrutarlo en PC u otras consolas, algo que solo es bueno para Sony.

 

SPOILER: Aquí os dejo un vídeo que pertenece al juego y que se obtiene como recompensa tras encontrar todos los tótems que hay en el juego. Explica la historia de un personaje secundario muy relevante en la historia y lo que sucedió aquella primera noche con las pobres chicas que desaparecieron. Míralo bajo tu propia responsabilidad.

Deja un comentario