Mira detrás de ti, ¡un mono de tres cabezas! (Monkey Island)

QBasic, recordando mis inicios como programador

Fecha: 24 junio, 2019
Etiquestas: , ,
Estábamos en las navidades de 1994, cuando todo el mundo disfrutaba de su 486 a todo color, y los reyes magos tuvieron a bien traerme un Amstrad PC 8086 monocromo con el que, a duras penas, podía hacer correr MSDOS y Windows 3.0

Al principio me emocioné por tener mi primer ordenador, pero pronto descubrí la letra pequeña: La mayoría de juegos que tenían mis amigos, necesitaban un ordenador más potente para funcionar.

Poco a poco me fui haciendo con grandes juegos, descubriendo las primeras aventuras gráficas de LucasArts y durante un tiempo fue suficiente, pero un día actualicé a MSDOS 5.0 y allí estaba, una especie de editor de texto llamado QBasic.

QBasic venia de serie con un juego llamado Nibbles, que años más tarde populizarían los Nokia con el nombre de “Snake” y otro donde dos gorilas se tiraban plátanos, usando cálculos de física básica, hasta que uno lograba alcanzar a su enemigo.

Nibbles.bas
Gorilla.bas

Pero lo realmente interesante no eran los juegos, si no que podía ver el código fuente que, en ese primer momento, me habría parecido escrito en el idioma de una cultura alienígena si no hubiese sido por unos pequeños comentarios en inglés, que había entre cada bloque de código.

Recordemos que era 1994 e Internet no se había hecho popular aún, así que solo me quedó una posibilidad: El sistema de ayuda del que disponía el propio QBasic.

Mediante un índice que traía la ayuda del programa, podía ver una breve explicación de todas las instrucciones y con esto, poco a poco, fui aprendiendo a programar por las tardes, al volver del instituto.

– Ah!! Con PLAY puedo crear una melodía… cada nota se representa con una letra, de la A a la G, entiendo, entiendo…

– A ver… aquí es donde se dibuja el Gorila. Parece ser que utiliza el comando DRAW.. Veamos en la ayuda que significan todos estos parametros…

Pronto empecé a hacer mis propios experimentos, como un Breakout, una tragaperras, un Space Invaders y llegué a hacer aventuras conversacionales, dentro de lo que mi ordenador y QBasic me permitían.

Los siguientes años los pasé de la misma forma, programando por afición y aprendiendo lo que podía de manuales o disquetes con tutoriales que alguien me dejaba.

Aquellos tres primeros años con ese ordenador destartalado tal vez no me permitieron jugar a las últimas novedades, pero esa limitación me llevó a aprender QBasic, C, C++, Pascal y Cobol.

Tal vez así explicado no parezca una gran historia, pero han pasado 25 años y gracias a la programación he podido vivir muchas aventuras, he viajado y he conocido a gente muy interesante.

Después de todo, aquellos años de instituto solo fueron el principio. En 1997 descubrí Internet y un mundo de posibilidades se apareció ante mi… Aunque eso es otra historia… 🙂

Un comentario

  1. Merecido homenaje a QBasic, uno de los dialectos por el que comenzamos muchos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.