Vuelvo en 5 minutos

This war of mine

Fecha: 19 abril, 2019

Hoy os traigo una review de un juego que ya jugué cuando salió en 2014 pero que hace poco me pillé en Nintendo Switch para darle una nueva vuelta.

El juego comienza con una situación simple: Un grupo de 2 o 3 personas que habitan en una casa en una ciudad sitiada por la guerra, donde tendrán que luchar para conseguir alimentos, protegerse de los bandidos e intentar no morir congelados.

Es un juego que sucede en mitad de una guerra pero que está protagonizado por personas civiles que solo pretenden sobrevivir y tal vez, volverse a encontrar con sus seres queridos.

Este escenario está inspirado en el sitio ocurrido en Sarajevo, durante la guerra de Bosnia entre 1992 y 1996, donde murieron más de 11.000 personas y 60.000 resultaron gravemente heridas (el 80% eran civiles)

Los protagonistas

Al principio de la partida, comenzaremos con 2 o 3 personajes, cada uno con una habilidad especial, algunas características que los hacen diferentes a la hora de ir a conseguir materiales y también, una historia.

Por ejemplo, mientras Pavle, antiguo deportista tiene la habilidad de correr rápido y dispone de una buena moral, a la hora de recoger recursos además de moverse más rápido que el resto de personajes, tendrá una mochila de 12 casillas (esto es importante)

Luego tendremos a Katia, que podrá conseguir mejores tratos o Bruno, que necesitará menos materiales para cocinar pero que solo dispone de 10 casillas en su mochila.

Hay un total de 12 personajes, cada uno con sus habilidades que serán más o menos útiles y que irán apareciendo de vez en cuando en tu puerta, pidiendo que les dejes entrar en el grupo a lo que tendrás que sopesar si merece la pena el gasto de comida para lo que puedan aportar.

Fase de día

El juego está dividido en dos partes, la primera es durante el día y es el momento que tendremos para construir y mejorar nuestro equipo, cocinar, alimentarnos, hacer trueques y otras muchas tareas.

Durante esta fase no podremos salir de nuestra casa, pero de vez en cuando (una vez al día casi todos los días) nos picará alguien en la puerta para comerciar, ofrecernos ayuda, para pedir medicamentos, depende…

Aquí es donde tendrás que decidir si puedes prescindir de alguien para ir a ayudar a los vecinos, si les das esa valiosa medicina que tal vez necesitarás en pocos turnos o en el mejor de los casos, que te han traído para comerciar.

Fase de noche

Durante la noche el juego cambia totalmente y tendremos que decidir si salimos a buscar recursos con uno de los habitantes de la casa. El resto se podrán quedar durmiendo o vigilando.

Conseguir recursos es la tarea más importante del juego y para ello tendrás que decidir a donde vas a buscarlos entre distintas posibilidades.

Habrá edificios abandonados que ya han sido saqueado antes pero que no resulta peligroso ir por allí, cruces donde los francotiradores no dejan de disparar, pero donde conseguir munición para defenderte, hospitales donde poder robar medicamentos o incluso un apartado hogar donde viven dos pobres ancianos que no pondrán resistencia a que les robes lo poco que tienen.

Y es justo en este punto donde el juego se vuelve puñetero porque tarde o temprano necesitaras algo y tendrás que conseguirlo como sea o muy posiblemente tu personaje muera.

¿Le robarás la comida a esos ancianitos para que mueran en mitad del invierno o robarás medicinas en el hospital?

Parece una tontería, pero ostras, la primera vez que tuve que hacer esa elección me sentí mal, aunque fuese un videojuego, porque me hizo pensar en lo que estaría dispuesto a hacer si esa situación fuese real.

Algunos consejos

Todo es cuestión de prioridades. Construir al principio es fundamental, no pierdas tiempo cogiendo cosas que no vas a necesitar, incluso comida. Organiza lo que puedes llevarte cada noche entre lo que necesitas al día siguiente y lo deseado.

Los personajes no tienen que comer cada día. De normal yo suelo darles alimento los días impares solamente y las medicinas no desperdiciarlas con heridas leves que pueden curarse durmiendo.

Escoge al mejor personaje para salir a obtener recursos que normalmente será el que tenga mayor espacio en la mochila. Esa persona puede dormir de día para estar disponible cada noche.

Puedes llegar a hacer dos trampas para ratas que te proporcionarán mucha comida. Es algo que suelo hacer lo antes posible.

Intentad simplificar… Lo que realmente necesitáis es sencillo de conseguir: Comida, agua y muchos materiales.

Niños en la guerra

Al tiempo de salir el juego, salió un DLC que se llama “The Little ones”, que introduce personajes que son niños y están limitados a hacer lo que les enseñen y poco más.

Es una forma de añadir algo de dificultad ya que los niños son caprichosos y requieren el tiempo de los adultos, además de no servir para vigilar o buscar materiales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.